Seleccionar página

 Ideas para un Programa  a Gobernador Regional

 Ideas para un Programa  a Gobernador Regional:

 

POR UNA REGIÓN VERDE, AMABLE, SOLIDARIA Y EMPRENDEDORA.

 

 Esteban Valenzuela Van Treek

 

 

Noviembre 2020

Amigas y Amigos

 

Comparto estas ideas tras escuchar a miles y estudiar las virtudes y  serios rezagos de la Región, que nos obligan a crear  una COALICIÓN AMPLIA TRASNFORMADORA ECODESARROLLISTA CIUDADANA, la que através de convenciones territoriales programáticas en  un acto participativo colectivo y no personalista.

 

Ante la urgencia que demanda la situación de crisis existente en el país y la región, tenemos un claro compromiso con un proceso de transformación económica, social y política para superar de manera gradual pero continua el actual orden injusto y desigual. Para ello debemos construir respuestas eficientes y efectivas para los desafíos que se plantearán a un gobierno regional de amplia base ciudadana.

 

En la región de O’Higgins vivimos una crisis política, social, económica y sanitaria, que pone en relieve las desigualdades y falencias el sistema neoliberal y sus consecuencias negativas para la mayoría de la población, privada de la satisfacción de muchas de sus necesidades básicas; lo que pone en relieve el desafío de realizar un cambio profundo en la forma en que la sociedad produce y se reproduce.

 

Estamos dispuestos a jugar un rol principal en la política regional; apuntando al mejoramiento de la participación democrática en los distintos niveles, que afecta directamente a la calidad de vida de las personas y sus derechos sociales; objetivos que deben compatibilizarse con la meta de dar inicio a un nuevo modelo de desarrollo regional humanista y respetuoso del medio ambiente en sus diversas dimensiones. Seremos un gobierno cada vez más de la comunidad en la entrega de servicios públicos, y teniendo a la vista ese horizonte trabajaremos estrechamente vinculados con las municipalidades, sea cual sea el signo político de sus alcaldes o alcaldesas, para para acercar el servicio público y el gobierno regional a la comunidad.

 

O’Higgins tiene particularidades geográficas, sociales y económicas en sus distintas zonas urbanas y rurales, que la definen como una región minera (por la actividad de El Teniente), agroindustrial, forestal, turística y pesquera artesanal. Su producción es principalmente primaria y con bajo valor agregado, con una fuerte dependencia de la región Metropolitana en aspectos financieros, comerciales y culturales.

 

Se visualizan en la región diferentes realidades en zonas urbanas y también rurales, cuyos problemas y necesidades se entrelazan, y desde ambas realidades emerge el descontento y las inequidades. Entre los problemas comunes que existen en toda la región están: el uso abusivo del agua dulce, la sobreexplotación de la tierra cultivable, los efectos indeseables del monocultivo y las plantaciones industriales, la disminución de la agricultura tradicional, el uso indiscriminado de pesticidas y otros químicos dañinos para la salud humana y que intensifican el deterioro de los ecosistemas naturales.

 

Los derechos fundamentales de las personas son vulnerados de diversas formas, por malos servicios de saludos, educación o justicia, carencia de infraestructura pública, trabajos precarios de temporada y mal remunerados, discriminación hacia las mujeres y violencia doméstica y déficit de vivienda digna; entre otros problemas.

 

Tenemos un fuerte compromiso con la vida política, para desconcentrar la administración del Estado regional, las actividades económicas y sociales privadas y comunitarias de la región; propiciando políticas públicas más adecuadas, transparentes, creíbles y ajustadas a las realidades locales y regional; con una visión diferente de la que han proyectado antes los partidos tradicionales, impulsadas desde los territorios y para los territorios provinciales y comunales.

 

Implementación del Programa

 

Avanzamos este programa que se enriquecerá con cabildos regionales y comunales de prioridades para el período 2021-2025. Las siguientes propuestas se hacen tras leer documentos y participar en decenas de debates y tertulias con lideresas y líderes de organizaciones sociales, académicas, ambientales, vecinales, empresariales, turísticas, artistas, organizaciones campesinas, mapuches, así como con consejeros regionales, concejales y alcaldes.

 

La base es reconocer el rezago de la Región que se ubica en el tercio inferior de todos los índices de desarrollo regional, en coherencia con la mayor pobreza de las regiones del centro sur entre O’Higgins y la Araucanía. El polo opuesto, es la fuerza de sus comunidades, el alma profunda de Chile en los valles del Cachapoal y Colchagua; y la belleza incalculable de su borde costero de Cardenal Caro que debe ser tesoro de vida y cuidado ambiental para toda la Región y viga maestra de desarrollo sustentable para nuestro territorio. La amabilidad y solidaridad de la vida rural y urbana y su acogida constituyen los mayores valores junto con su patrimonio social, físico y cultural y de la Región “Espíritu de Chile”.

 

La diversificación económica para empleos de calidad, el empoderamiento social y microempresarial, el viraje a economías verdes y solidarias, la cohesión social para enfrentar la inseguridad, y la colaboración, participación y paridad en todas las dimensiones de la gestión, son los ejes para superar la grave crisis que deja la pandemia y las profundas brechas y heridas sociales que desnudó el “despertar social”.

 

Nos comprometemos a la más estricta probidad, austeridad, espíritu de buscar pactos sociales y ambientales multiactoriales para encarar los graves problemas del agua, el empleo, la pobreza rural, así como la criminalidad y narcotráfico que se abate en amplias zonas urbanas.

 

Algunos de los compromisos explícitos a empujar con colaboración amplia y trabajo conjunto con el Consejo Regional y otras regiones para lograr la anhelada ley de rentas regionales en la cual las empresas extractivas paguen por los recursos naturales para diversificar nuestra propia economía (CODELCO, forestales, eléctricas, macro exportadores agro- industriales).

 

La búsqueda de colaboración activa se extenderá sin distingos y clientelismo a los municipios, consejos de la sociedad civil, empresarios, sindicatos, universidades y ONGs del mundo social y ambiental, para de este modo lograr pactos de gobernabilidad amplia en tiempos reconstituyentes para Chile.

 

1.- Triplicar la inversión pro-empleo digno y fomento productivo: desde el Gobierno regional en alianzas con agencias centrales, municipios, corporaciones de desarrollo, empresas, asociaciones de microempresarios y cooperativas, asegurando al menos 30 mil nuevos empleos. Aplicaremos un programa espacial de educación y estímulo para la creación de empresas e instituciones cooperativas para el financiamiento, producción, distribución y consumo de bienes y servicios.

 

2.-  Diez  ejes en las estrategia de economía verde regional: a)  cultura  como industria del alma profunda de Chile (patrimonio, folklore, artesanía, creación); b) economía circular, reciclaje integral (zonas de escombros, reutilización masiva, compostaje en todas las municipalidades con apoyo a parques y huertos familiares), c.- turismo con identidad y patrimonio en valor; d) ciclovías integradas y seguras e)  movilidad eléctrica con pequeños propietarios de transporte y apuesta a corredores de transporte; f) recuperación incremental de ramales ferroviarios; g) apurar transición a climatización de hogares (pasar de mil a cinco mil soluciones anuales hacia el 2025) incluyendo el incentivo a un clúster regional de viviendas de madera de alto estándar; h) agroecología diversificada y alimentación sana; i) parques científicos tecnológicos utilizando Coya como ciudad del pensamiento y Rengo como zona neo industrial j) fomento de las energías renovables.

 

3.- Duplicar zonas de protección ambiental y abrirlos a la comunidad incluyendo humedales, las quebradas de las Cordilleras de Los Andes y de la Costa, casi todas cerradas al acceso público animando en pacto multiactor (municipios, privados, asociaciones de trekking, comunidades) la existencia de Camino Verde de O’ Higgins (red de senderos interconectados por borde de mote, ríos y costa);  unificar parques de cordillera central  bautizada como Oscar Castro (Palmas de Cocalán, Cuesta Doñihue con Roblería Loncha de CODELCO incluyendo sector Huilmay  de Chancón a pactar con Agro Súper, sector La Soledad de la Municipalidad de Graneros y las roblerías de la ladera sur del Alto Cantillana); proyectar con el nombre Parque Chuiquillanes en la cordillera de Los Andes mega parque que incluya desde la Reserva Cipreses hasta las Termas del Flaco y la Reserva Alto Huemul. Del mismo modo, declarar monumentos naturales las lagunas y humedales entre Lo Valdivia a la boca de Rapel, pasando por Bucalemu/Paredones, Cahuil, Tanumé y Topocalma. Debe incluir en pacto con pescadores la declaración de parque natural costero. Buscar con San Vicente la recuperación parcial de lo que fue la Laguna de Tagua Tagua y convertir los bordes del Cachapoal y el Tinguirririca en mega parques intercomunales de bosques naturales.

4.- Región que cuida de la infancia, incluye y da dignidad a la tercera edad: con subsidios de apoyo, consejos sociales comunales con los COSOC, colaboración entre actores, campaña eficaz contra narcos y pro-rehabilitación. Los niños y jóvenes de la Región tendrán voz y serán escuchados, propiciando la existencia de centro de alumnos en cada establecimiento y convención anual de niños y estudiantes. La convivencia escolar tendrá un eje y se propiciará por provincias la existencia de un programa extraescolar que incluya circuitos entretenidos de museos, jardines botánicos, visita a parques naturales, olimpiadas integrando los sistemas educativos.

 

Gestionar para el adulto mayor una base de remedios esenciales de uso común en su etapa de vida que tenga un real costo bajo y solidario, cuyo control de necesidades y proyección de uso permita su existencia en inventario y así le sea accesible de obtener.

Efectivo control de residencias de adulto mayor, con el objeto de verificar que se cumplan las condiciones de vida y estadía digna y segura. Programas de acompañamiento al adulto mayor relacionados con su salud, vida sana y empoderamiento

 

Promoción de espacios públicos inclusivos para capacidades distintas y adultas y adultos mayores, seguros para ellos donde puedan desarrollarse y relacionarse con la comunidad. Promover la gratuidad de los pasajes en los medios de transporte que use para acceder a sus destinos en forma segura y sana con paraderos de buses altos exigiendo el mismo trato que Santiago.

 

La política regional de inclusión debe partir de un alto reconocimiento y empoderamiento de las organizaciones y redes de apoyo a las personas con capacidades distintas y con enfermedades de salud mental y adicciones. En cuatro años se debe duplicar el aporte regional en los programas y soportes para ser una región además con su propicio centro de rehabilitación tipo o con la Teletón. La inserción laboral ocupará un papel esencial.

 

 

5.- Combate a la criminalidad y el narco desde la sociedad y la coordinación inter- institucional: Consejos Comunales de seguridad empoderados y observatorio regional de seguridad y cohesión social, con interpelación fundada a policías, fiscalías y justicia en favor de la eficacia inter-institucional y la disminución de las tasas de criminalidad de la región. Se creará el Programa Regional de Apoyo a las Víctimas en particular de mujeres y niñas y niños. Se buscará optimizar y ampliar los recursos a los proyectos de seguridad barrial que ha impulsado el CORE. Se activará las redes de reinserción social y se dará prioridad a las recomendaciones del Consejo Regional de Niñez y Juventud.

 

6.- Empoderamiento social, ciudadano, ambiental y sindical: Duplicar la tasa de sindicalización en el sector agrícola y estímulo al desarrollo de organizaciones sociales y culturales que agrupen a trabajadoras y trabajadores del agro, empoderar a los COSOC con consultas vinculantes y programa regional de presupuestos participativos, escuela de liderazgo y autogestión comunitaria con adecuada rendición de cuentas.

 

7.- Capital social con sistema regional de educación de calidad y superior: en todas las cabeceras comunales de más de diez mil habitantes por micro zonas con oferta de CFT público regional con colaboración con la U. de O’Higgins (UOH), capacitación, instancias de desarrollo de capacidades y corporaciones de desarrollo. Lograr un plan quinquenal salir de los últimos lugares del SIMCE con apoyo prioritario a la educación pública y ubicarse en la medianía con plan especial de apoyo multiactor en una movilización por la escuela fecunda con servicios locales, comunidad, universidades, ONGs, vecinos y municipios.  Se insistirá en que la UOH tenga campus en todas las ciudades de más de 30 mil habitantes como los grandes ejemplos mundiales de universidades públicas territoriales, así como presencia técnico y cultural en la Provincia de Cardenal Caro. Crear un Fondo para el Desarrollo Tecnológico Aplicado en la Región de O’Higgins, que sea administrado por la Universidad de O’Higgins y el CFT Regional.

 

8.- Salto en infraestructura, internacionalización  y recuperación de  ramales de trenes: Lograr la ingeniería del proyecto Las Leñas y avanzar con Cuyo en acuerdos con consorcios internacionales para su construcción; iniciar la recuperación del ramal ferroviario a Pichilemu en Colchagua y del eje interior del Cachapoal;  lograr integrar territorios aislados y lograr apertura ciudadana de cajones (acceso a la montaña) y camino balcón al Pacífico Pichilemu a Navidad con zonas de urbanización para conjuntos vacacionales para al menos mil organizaciones sociales más relevantes de la región.

 

9.- Salud decente: con un nuevo convenio de programación GORE-MINSAL, apoyo a la atención primaria, a redes en los hogares pactadas con los municipios y fondo de apoyo regional para destrabar mayores inequidades en pactos con proveedores públicos y privados y municipales para exámenes y listas de espera de operaciones. Programa Farmacia Amplia Regional que colaborando con las farmacias comunales se focalice en aquellos fármacos de alto costo para las familias utilizándola economía de escala de ser una comunidad de un millón de habitantes.

 

10.- Región feliz de alimentación sana y vida sana: Ante las pandemias, la obesidad y las enfermedades crónicas, se propiciarán los mercados de comida sana obligatorios en todas las comunas vía reglamentos y ordenanzas. Se buscará con la UOH el Centro de Alimentación Sana y Agricultura Orgánica que incluya en pactos con INIA la defensa, rescate y promoción de las semillas ancestrales y los cultivos pertinentes a los territorios, con una activa promoción de trazabilidad y marcas región  en que se dupliquen los parques públicos, diez polideportivos por zonas, borde de ríos recreativos,  olimpiadas escolares integrativas y nuestra propio centro de apoyo a deportistas en especialidades de alto rendimiento, masificación de alternativas a deportes con programas estables.  Se propiciará un sistema regional de mediadores contra la violencia intrafamiliar, escolar y vecinal con apoyo de ONGs, escuelas e Iglesias.

 

11.- Gobernanza metropolitana, agrópolis y fondo de apoyo a zonas de rezago: Se buscará a través de los nuevos Departamentos de área Metropolitana el máximo de colaboración política-técnica con la mayor cantidad de municipios para la metrópolis del Gran Rancagua, las agrópolis en torno a Rengo, San Vicente, San Fernando, Santa Cruz, con apoyo a las ciudades emergentes de Chimbarongo,  Cono Norte, Litueche, Peumo y Pichilemu, evitando el centralismo intrarregional y pactando equilibrio y cofinanciamiento de los programas y proyectos entre ministerios centrales coordinador por el delegado presidencial, el Gobierno Regional, los municipios y actores empresariales y sociales.  Se creará el Programa Regional de Apoyo a zonas de rezago con foco en gestionar proyectos de educación, agua, alcantarillado, conectividad digital, fomento productivo y agroecología familiar en dichas zonas, así como un plan permanente de apoyo a las caletas

 

12.- Inversión, cuidado y Observatorio del Agua con Gobernanza multiactor de las cuencas colaborativa:

Gobernanza del Agua Multi-actor integrando la academia sector público-privado, organizaciones de la comunidad civil garantizando la participación ciudadana, en forma descentralizada tanto central como regionalmente, con activa presencia de los Gobiernos locales.  Gestión de recursos y proyectos de inversión necesarios para asegurar el agua potable a las personas, calidad del agua, infraestructura de saneamiento ambiental modernización reutilización de aguas grises, cuidado y manejo integrando de cuencas y Observatorio del Agua (con énfasis en las aguas subterráneas).

La grave súper sequía y los conflictos del agua obligan a actuar con el máximo de estrictez legal para evitar vía plan regional de ordenamiento territorial (PROT) regulación y condiciones a los monocultivos que causan depredación ilegal de cerros y colinas, colapso de napas de comunidades y sistemas de agua potable rural, fin de humedales como los ocurridos en Mostazal, disputas del agua ante la falta de comunidades de acuíferos como en La Estrella. El desarrollo sostenible obliga a tener certeza en la información y se buscará los medios de implementar gobernanza multiactor del agua bajo el criterio de un tercio privados, público (GORE, Ministerios y Municipios) y un tercio sociedad civil y universidades. Con la Universidad de O´Higgins se propiciará en alianza con la Universidad de Concepción- experta en manejo responsable del agua y con proyectos hoy en la región-, la existencia de un Observatorio del Agua que permita actuar ante la crisis, mediar en conflictos en base a información veraz e innovaciones técnicas. Se buscará una mejor canalización y estudio de pequeños embalses en la medida en que cumplan estándares ambientales y se asegure como prioridad el derecho humano al agua, los caudales ecológicos y la provisión de agua de riego a la pequeña agricultura.

 

13.- Probidad y austeridad con transparencia total: La Gestión será de absoluta probidad minimizando la evaluación técnica de propuesta (lo que se presta para corrupción) por un sistema objetivo de precalificación de empresas y consultoras con seriedad y trazabilidad de buenas prácticas laborales y ambientales. Todas las sesiones de los órganos colegiados serán transmitidas públicamente y se observará austeridad en todo tipo de contratación, uso de viáticos y viajes.

 

14.- Paridad y políticas complementarias de equidad salarial:

Comprometidos por el compromiso de superar las consecuencias de la dominación patriarcal con perspectiva feminista, realizaremos acciones destinadas a terminar con la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres en la vida laboral, social y política de la región. En el ámbito de la paridad se propiciará el criterio de 50% para cada género en los cargos directivos y profesionales del gobierno regional, en la representación en entes público y privados con participación del GORE así como órganos consultivos.

Promover la igualitaria participación y oportunidades de la mujer en el trabajo, fomentando en forma activa y efectiva acciones en pro de la disminución de brechas salariales, apoyándolas además  con el aumento de salas cuna públicas y creación de salas cunas comunitarias en zonas donde este modelo sea factible de implementar.

 

15.- Gestión Participativa y democracia directa: Se dará la mayor importancia al COSOC regional y se buscará monitorear y exigir vía ordenanza regional de participación la existencia efectiva de los mismos en todas las comunas. Se buscará con el Consejo Regional modalidades de presupuestos participativos y creación de consejos plurales efectivos en diversas políticas. A su vez, se usarán formas modernas de consultas y plebiscitos en temáticas controversiales y la posibilidad de propuestas desde la ciudadanía de proyectos.

16.- Fraternidad cotidiana, plurinacionalidad con mapuches e interculturalidad activa con migrantes.  Las regiones amables fundan su foco en la fraternidad con el distinto, el respeto y la convivencia pacífica. Nuestra historia a rescatar, nos sitúa como zona de frontera de la expansión incásica que fueron derrotados por los mapuches hacia 1480 y aquí se asentó el mundo de los mapuches llamados “promaucaes” por los quechuas (gente salvaje). Reconociendo dicha plurinacionalidad, que pervive en las asociaciones mapuche principalmente urbanas, se propiciará un Consejo Indígena Regional para lograr políticas pactadas. Se buscará la plena integración valorativa de las comunidades migrantes en nuestra tradición marcada por oleadas de españoles, andinos, árabes y otras nacionalidades activadas en la última década con colombianos, venezolanos y haitianos. Se realizará la Feria Regional de las Nacionalidades y se realizará un programa de conocimiento e interculturalidad a pactar con las autoridades territoriales de educación y los gestores culturales municipales.